welink-logo
Guía básica sobre la gestoría de empresas

Guía básica sobre la gestoría de empresas

  • Guía básica sobre la gestoría de empresas

    Crear un empresa o un negocio de cualquier tipo y llevar su gestión al día supone un esfuerzo titánico para la mayoría de profesionales y empresarios, que apenas disponen de tiempo para nada que no sea poner en marcha el proyecto y hacer que crezca. Sin embargo, son muchos los trámites y gestiones que hay que hacer para cumplir con la legalidad y conseguir una carrera de éxito. Una gestoría de empresas se dedica precisamente a hacer todas esas cosas para que puedas encargarte de lo realmente importante, tu empresa. Te contamos todo lo que debes saber sobre las gestorías y su actividad.

     

    ¿Qué es una gestoría de empresas?

    Comencemos por el principio. Una gestoría es una empresa que a su vez se encarga de ofrecer servicios de gestión para la administración de otras empresas y autónomos. Esta gestión administrativa a menudo se completa con otros servicios como el asesoramiento legal, en área fiscal o laboral. Aunque no todas las gestorías ofrecen un servicio integral. Podríamos decir como resumen que son los responsables de todo el papeleo necesario para poner en marcha un negocio y para su funcionamiento.

     

    Principales labores de una gestoría para empresas y autónomos

    Son muchos los servicios que un gestor administrativo puede ofrecer a cualquier profesional, pero a grandes rasgos se pueden sintetizar en los siguientes:

     

    • Trámites fiscales. Llevar la contabilidad de la empresa, comunicar las retenciones a aplicar, elaboración del resumen anual del IRPF, declaraciones trimestrales y anuales del IVA, así como gestionar las declaraciones de la renta y aplicar todas las posibles deducciones que se pueda.
    • Trámites laborales. Gestión mensual de las nóminas de los trabajadores, realizar las altas y bajas correspondientes de los trabajadores, asesorar sobre despidos o indemnizaciones, entre otros.
    • Tramitación de certificados de la Seguridad Social o de cotización.
    • Gestionar todos los trámites necesarios para la fundación de una empresa. Creación de la sociedad, asesoramiento sobre forma legal o estudio de costes fiscales.
    • Tramitación de subvenciones. Así como el estudio de todas aquellas que se puedan solicitar.
    • Gestión de otros aspectos del negocio. Como la comprobación de costes, análisis fiscales, cálculo de impuestos, representación ante las administraciones, etc.
    • Informar y adaptar la empresa ante cualquier cambio en materia laboral y fiscal.

     

    Diferencias entre una gestoría y un servicio de asesoría

    Es muy habitual usar los términos gestoría y asesoría simultáneamente refiriéndonos a lo mismo. Sin embargo se trata de profesiones diferentes con funciones que pueden ser complementarias o comunes, pero distintas. La principal diferencia se basa en el radio de actuación de cada especialización, ya que la gestoría de empresas tiene unas funciones muy amplias que abarcan todo lo relacionado con el funcionamiento de la empresa. Mientras que la segunda se centra exclusivamente en asesoramiento fiscal, contable y laboral.

     

    Por otro lado, también hay diferencias a nivel administrativo, ya que el oficio de un gestor está más regulado. Siendo necesario contar con un título universitario en Derecho, Administración y Dirección de Empresas, Empresariales o Económicas. Además de estar dado de alta en el Colegio de Gestores Administrativos de cada provincia de España.

     

    Ventajas de contar con un gestor administrativo para tu empresa

    Aunque hay gestorías más especializadas que otras, en general suelen ofrecer soluciones integrales que permiten llevar toda la gestión administrativa con las ventajas de servicios de asesoramiento especializados en temas jurídicos, laborales, fiscales o contables. Por lo que ofrecen multitud de beneficios para las empresas que disfrutan de sus servicios. A continuación te contamos los más destacados:

     

    • Permite la realización de trámites administrativos ante distintos organismos que de otra manera llevan mucho tiempo.
    • Puedes estar al día con las obligaciones tributarias y fiscales sin necesidad de preocuparse.
    • Ahorra un tiempo muy importante para invertir en otros aspectos de la empresa.
    • No es necesario contratar a un experto dentro de la propia empresa sino que es suficiente con contar con un servicio externo.
    • Hace que no tengas que estar actualizándote en normativa laboral y fiscal.
    • Tienes todas las cuentas al día gracias a la gestión de los libros de contabilidad por parte del gestor.
    • Cuentas con un gestor personal disponible para resolver cualquier duda en materia contable, laboral o fiscal que pueda surgir en el día a día de la empresa.
    • Se encarga de lo relacionado con la asesoría laboral como la tramitación de altas o bajas de los trabajadores para tu sólo te centres en elegir al equipo perfecto.
    • Ofrece una visión global de la empresa muy beneficiosa a la hora de tomar cualquier tipo de decisiones.

     

    Asesoría online frente a un servicio de gestión tradicional

    En los últimos años ha cambiado mucho la imagen de los gestores administrativos a los que se visitaba una vez al trimestre para entregar las facturas. Hoy en día, gracias al avance de las comunicaciones se consigue tener una relación mucho más fluida y cercana con las gestorías, logrando soluciones más eficientes y abaratando los costes de las gestorías de empresas. Aunque no es necesario contar con gestores 100% online, lo cierto es hoy en día se ha convertido en un servicio mucho más accesible que facilita enormemente la gestión de cualquier negocio.

    Encuentra un contador público
    o un auditor calificado

    front_page_lead

    ¿Eres una Asesoría o Gestoría?

    Registra tu despacho en la plataforma de referencia para las asesorías y gestorías